lunes, 22 de junio de 2009

Cronica de la Quebranta Huesos.


Esta era la segunda vez que tomaba la salida en la Quebranta Huesos, y como el año anterior no me decepciono. Todo el ambiente que mueve esta marcha es realmente espectacular desde la tarde antes hasta varias horas después de finalizar la prueba. Salimos a las 7:30 de mañana en busca del primer puerto, el Somport. Este año no me encontré tan cómodo como el año pasado en este puerto, podía ser por el frío que hacia o por el viento que nos castigo los kilómetros previos al primer puerto. Luego le tocaría el turno al tan temido Marie Blanque, que los que es realmente temido son sus últimos 4 kilómetros. Hubo un momento que entre la niebla que había en los últimos kilómetros, la velocidad relentecida que llevábamos, la forma en que nos adentrábamos en el bosque por la carretera y el silencio profundo que se respiraba, me recordó una película de zombies. Arriba del Marie Blanque me avitualle bien de comida y liquido, pero sentado como las personas y no tirandome cacahuetes a la boca como si de un macaco se tratara. Estaba mentalmente preparado para afrontar el larguísimo Portalet pero las llevaban corcondancia con mi cabeza ya que estaban algo tocadas ya. Durante los 28 km del puerto tuve tiempo de todo, primero me encontré bien, luego tube una crisis que supero con algo de comida en el avituallamiento, volví a desfallecer antes de los últimos kilómetros, pero fueron en los últimos kilómetros del Portalet donde tuve el mejor momento de la prueba, ya que me encontré con la esencia de la QH. La afición que había era digna de quitarse el sombrero. Muchos de ellos vascos que daban ánimos a todos y cada uno de los corredores que pasábamos por ahí, avituallando con comida y bebida a todos los corredores e inclusos niños pequeños que te ofrecían galletas de chocolate. Estos últimos kilómetros sentía que la gente con sus ánimos ensordecedores me empujaban hasta los mas alto de Portalet, Que grande es el ciclismo y que cosas tan bonitas tiene.

Cunado corone, vi que mi tiempo, hasta el momento, era de 6h40’. Veía viable llegar a Sabiñanigo dentro de las 7h30’ asi que me tire tumba abierta para abajo. El algún momento me pareció ver los 80 km/h pero cuando llegue a la llegada mi sorpresa fue que la máxima fue de 98 km/h. Al no pude entrar dentro de las 7h30’, pero muy contento con el tiempo realizado 7h37’.

4 comentarios:

CETONIC dijo...

HOla!
Yo cogí a tu compi de equipo sergio coronando el Portalet y decidimos hacer juntos el resto de la marcha.
Hicistes una buena QH teniendo en cuenta que no hicistes una preparación especifica.

Manolo Tusinu dijo...

Bueno, no ha estado tan mal no??? Sabes sufrir encima de la bici y eso se nota. Tu Papi es el CRACK, tiene 73 años verdad? Eso si q tiene mérito. Dale un saludo de mi parte.

escalador de puerto llano dijo...

Madre mia Manolo, si que lo ves changao a mi padre, tiene 65 recien cumplidos (concretamente antes de ayer)se acaba de jubilar asi que ahora es cundo mas fuerte estara.

Manolo Tusinu dijo...

Perdona JORGE, alguine me dijo eso, o no lo entendí bien, eso-eso q se jubiló, ahora si podrá meterle horas. Q no nos pase na...!!!!